Portada » Música » Triángulo de Amor Bizarro: “Nosotros somos ruidos e intensos”

Triángulo de Amor Bizarro: “Nosotros somos ruidos e intensos”

Componentes del grupo Triángulo de Amor Bizarro

Triángulo de Amor Bizarro ha publicado ya cuatro discos que han recibido grandes éxitos. Alguna de las cosas que destacan de ellos es su música personal, visceral y valiente. Su música está compuesta por una base de guitarras distorsionadas y ritmos frenéticos. Con ello y sus letras han conseguido llenar salas de público multigeneracional que corean sus canciones.

En 2016 publicaron su último trabajo “Salve discordia”, editado por Mushroom Pillow, que ha tenido una gran acogida por parte de la crítica e incluso ha ganado el premio Ruido a mejor disco nacional publicado en 2016.

Este fin de semana han estado tocando en el Festival de Música Independiente de Zaragoza (FIZ) y no hemos querido perder la oportunidad de hablar con esta banda gallega a la que le gusta correr riesgos para sorprender siempre a su público.


Pregunta.- Comenzasteis en 2004, ¿cómo fueron los inicios?

Respuesta.- En 2004 fue cuando más o menos nos conocimos. Era una edad de búsqueda de ir acabando tus estudios y pensar qué vas hacer con tu vida. Formamos el grupo porque a todos nos gusta la buena música y, luego juntas  eso con la edad, con lo de querer contar tu rollo y al final haces un grupo. Pero no lo hicimos con ninguna intención de pensar que a estas alturas seguiríamos pero, sí que fue tirar para adelante y aquí seguimos.

P.- En el disco “Salve discordia” hacéis uso de otros géneros diferentes a los de “Año santo”, ¿la idea que tuvisteis era de hacer un disco con estilos diferentes?  

R.- Nos gusta mucho la música en general. Cuando estás empezando estás limitado porque básicamente no sabíamos tocar y entonces aprendimos a tocar en el primer disco. En este después de diez años tocando digamos que algo te queda. Nos gusta provocar cosas con la música, siempre hemos hecho una canción más lenta otra que era más macarra. Los discos fueron muy de cada canción aunque al final había un sentido. Pero cada canción buscaba algo diferente.

En el caso de “Salve discordia” era un poco la misma idea, la historia que se va desarrollando a lo largo del disco, pero con cada canción nos acercamos a experimentar con géneros que antes no habíamos hecho. Hay un poco de reggae, un poco de kraut, un poco de rock setentero que tampoco lo habíamos tocado mucho, y esas cosas que nos emocionan, que nos hacen sentir algo y que estamos un poco perdidos. Siempre creemos que ese es el punto exacto, cuando estamos perdidos y no sabemos que es lo que está pasando. Ese es el momento en el que la canción puede tener algún sentido para nosotros.

P.- Podríamos decir que es la gran diferencia con los otros discos que habéis hecho

R.- En los otros discos también buscábamos ese riesgo pero lo encontrábamos enseguida cuando teníamos que cambiar de nota. Toda esa tensión parece que no pero es al final lo que es el rock and roll, la tensión del error. Esa intención y ese rollo de que no sea todo limpio que sea todo más punk más rock and roll, más nuestro. Eso siempre estuvo ahí, lo que pasa que al principio cambiando de una nota a otra ya era toda una aventura y, ahora intentamos buscar esa aventura porque siempre tienes que buscar ese punto de curiosidad para que siga apareciendo algo que antes no existía. Entonces nos tiramos a otros estilos que antes no habíamos tocado, que no teníamos y sí, la diferencia es esa, buscar estilos más arriesgados para nosotros y estar, también, en ese punto de incertidumbre básico del rock and roll.

P.- ¿Qué buscáis transmitir con vuestras letras?

R.- Las letras son muy importantes para nosotros sobre todo cantando en castellano, nos gusta aprovechar lo del idioma que siempre tiene mucho significado cada palabra. Siempre fue el punto más importante porque al final lo que queríamos hacer con las canciones es contar o provocar algo. La música te ayuda a hacer cosas que solo hablando o escribiendo no puedes hacer entonces, aprovechas la música para soltar alguna idea un poco más abstracta de lo que normalmente puedes hacer escribiendo.

Son ideas que de hecho están abiertas y son abstractas porque cada persona tiene que acabar en su cabeza y en su imaginación.  Rodrigo Caamaño  es el que escribe las letras  y tiene esa capacidad de sintetizar conceptos complicados de transmitir de otra manera, de sintetizarlos y mezclar la mística con la realidad y, eso es más o menos como un catalizador de lo que nosotros vivimos, del momento, del sitio de donde somos porque, también, somos un grupo de un pueblo en el que seguimos viviendo aunque toquemos por todo el mundo. Nosotros siempre partimos de algo muy claro, qué es lo que somos, dónde estamos y cómo vemos las cosas. Partiendo de esa idea sencilla y muy real porque no es nada rebuscado ni nada que no exista o sí, pero partiendo de esa idea es de donde salen las letras que hace Rodrigo.

P.- Vuestras canciones guardan una mezcla de voces haciendo un contrapunto perfecto. Contáis con la voz de Isa que es más dulce frente a la de Rodrigo que es más fuerte este doble registro enriquece vuestro trabajo, ¿cómo decidís quién canta qué?

R.- A mí no me gusta mucho lo de cantar porque estoy muy cómoda tocando. Cuando empezamos con el grupo no me planteaba lo de cantar. Antes no tenía esa presión de acordarme de 20 letras, cuidar la voz…pero es cierto que hay alguna canción que pide la lírica, la  melodía de las canciones también para ir variando de una a otra. El tener dos voces nos permite poder hacer contrastes muy grandes en las canciones ya que contamos con la voz más inmediata y más fuerte de Rodrigo y con mi voz más dulce, que no me representa para nada, me sale así pero soy bastante bruja.

P.- Si tuvierais que definiros ¿cómo sería?

R.- Ruidosos e intensos. Intensos porque hasta cuando estamos calmados somos así y, a veces, también insoportables. Pero, creo que la palabra que mejor nos representa es intensos.

P.- A parte de en España también habéis hecho una gira internacional, ¿qué tipo de conciertos puede esperar el público cuando va a veros?

R.- Un concierto de bastante intensidad y descoloque pero depende del público y del país en donde estés. Hay países en donde ya están acostumbrados a cosas más ruidosas o digamos no tan efectista y hay otros públicos donde es más complicado. Pero, una vez que entras es como una batalla más difícil aunque yo me siento muy recompensada cuando veo que hay gente que tiene una curiosidad por hacer las cosas y que tienen una insistencia y una forma de acercarse a la cultura y a las cosas que le gustan. Un poco más profundo que el chispazo de primera fila que están gritando con un hit, eso está bien pero yo veo ese rollo de que al final cuando haces algo quieres que transcienda. Estamos haciendo rock and roll pero que tenga una profundidad en su espíritu, en su forma como para mí cuando veo un grupo que me gusta, igual. Que me hace sentir una cosa aunque esté diciendo otra. Esa transcendencia es una cosa que cualquiera que se dedique a esto es obligatorio que la busque y, de repente, uno se pelea con la efectividad y los resultados, sobre todo en esta época que es todo muy efímero.

Me gusta ver que nuestro público no es algo tan efímero que es alguien que profundiza un poco más y que, al final, cuando llegas creas una escena y sabes que puedes volver ahí. Para nosotros es lo más guay el poder viajar y ver que en muchos otros países puedes llegar con una idea y disfrutar.

P.- ¿Estáis trabajando ya en un nuevo proyecto?

R.- Estamos trabajando en ello. La verdad es que teníamos pensado preparar un LP para este invierno pero cuando estábamos en México nos pilló el terremoto y nos desconcentró un poco. Aunque los días que tenemos sueltos seguimos trabajando en ello ya que, en realidad, estamos todos los fines de semana tocando igual. Los días que tenemos tratamos de hacer lo que no pudimos hacer ahí y es una idea un poco conceptual pero tampoco podemos adelantar mucho. Creemos que va a molar bastante.

No nos podéis contar si va a seguir en la misma línea

R.- Nosotros nunca seguimos el mismo rollo. Pero, sí las ideas un poco de política y amor ahí están y estamos en una época muy interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *