Portada » Entrevistas » Rosa Montero: Nos hemos entendido muy bien y ha sido muy divertido

Rosa Montero: “Nos hemos entendido muy bien y ha sido muy divertido”

Rosa Montero, una de las autoras más queridas y premiadas en lengua española, vuelve a la novela negra, esta vez acompañada por Olivier Truc, ganador del Premio Quais du Polar, el más prestigioso galardón francés del género policiaco. Llegan con la fantástica historia de La desconocida donde los mossos d’esquadra hallan a una mujer en posición fetal, inconsciente y deshidratada. Tiene una brecha en la sien, quemaduras en la cara y el cuerpo, y no recuerda quién es ni cuál es su lengua materna, pero está viva. Mientras se recupera en el Hospital Clínic, un hombre intenta asesinarla. La inspectora Anna Ripoll, experta en trata de mujeres, parece haber dado con su identidad y su dirección: Alicia Garone; 19, rue du Chariot, Lyon. En la ciudad francesa el inspector Erik Zapori busca el modo de librarse de la investigación a la que asuntos internos lo está sometiendo por delitos de corrupción y proxenetismo. Nada mejor que viajar a España a ayudar en la resolución de un caso, aunque puede que este sea el más complejo de su vida.


¿Cómo ha sido el trabajo de escribir la novela a cuatro manos?

Me dejé tentar. Fue una cosa que se le ocurrió a un festival muy importante de Francia de novela negra. Este festival se le ocurrió la idea de crear una novela corta a cuatro manos con un autor o autora francés y un autor o autora del país. Este año ha sido España. Me propusieron hacer esto con Olivier Truc que me cae muy bien porque, además compartimos editorial ahí en Francia. El que me tocara con él fue un dato a favor para decidirme a hacerlo. Nos hemos entendido muy bien y ha sido muy divertido.

Ha sido un juego. Una novela corta de ocho capítulos y los capítulos se han escrito de manera alternativa. Uno de nosotros teníamos que hacer los pares y el otro los impares. Teníamos que esperar a que el otro nos mandara el capítulo para seguir con la historia. El tema de la historia podía ser libre, pero tenía que suceder en Lyon que es la sede del festival y en Barcelona porque están hermanados con la Semana Negra de Barcelona. La tercera condición es que teníamos que entregarlo a finales de noviembre. Lo hemos escrito en tres meses y una semana.

Todo un reto el escribir esta historia en donde os habéis complementado tan bien que no parece que esté escrita a cuatro manos

Me encanta que lo señales porque cada uno escribía en su propio estilo y somos muy diferentes. No nos pusimos de acuerdo para escribir igual. Lo único que acordamos fue el tiempo verbal. De hecho, creo que si tú ves el primer capítulo mío y el segundo que es el de Olivier veras que es muy distinto, pero lo mágico es que conforme lo vas leyendo la gente nos dice que a medida que lo vas leyendo ya no se puede distinguir. Se ha creado una unión especial porque los dos nos pusimos al servicio de los personajes.

La trata de mujeres y la pobreza están presentes en la historia

Desde el principio pensamos en esa trata de mujeres. Es un tema tremendo que en las últimas décadas ha sido un fracaso para Europa.

¿Cómo fue el cierre del libro?

Desde el principio tuvimos muy claro que teníamos que ir poniéndonos de acuerdo en qué dirección iba a ir el libro. Nos sorprendimos muchísimo en cada entrega de capítulos, pero a la vez nos escribíamos muchos correos electrónicos donde íbamos proponiendo el uno al otro diferentes ideas de por dónde podía ir la trama, soluciones e íbamos avanzando en ello. Olivier fue el responsable del final concreto, pero el cómo se iba a llegar a ese final lo habíamos ido acordando entre los dos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *