Portada » Exposiciones » Los dibujos de Steve Gibson se exponen en el Centro de Historias

Los dibujos de Steve Gibson se exponen en el Centro de Historias

Zaragoza. Los vecinos del barrio de San Pablo que hayan posado frente a la cámara situada en el escaparate del número 68 de la calle Las Armas ya pueden ir a buscar su retrato en el Centro de Historias de Zaragoza. El artista Steve Gibson -que lleva siete años dibujando a lápiz una selección de las personas que se fotografían frente a su estudio– les está buscando. Aquel que lo desee podrá añadir un testimonio junto a su retrato y, de esta forma, crear historias que den vida a los dibujos.

Se trata de un proyecto que tiene como eje central la creación de un documento histórico a través de estas obras. En total, 30 al año durante una década, tanto de la gente que vive en el barrio de San Pablo y sus alrededores, como de quien pasa por la calle de Las Armas para participar en este proyecto. La exposición que recibe por nombre LasArmas300 cuenta 42 de sus obras en el Centro de Historias de Zaragoza.

El proceso para participar es sencillo. Mediante una cámara colocada en el interior del estudio, la gente puede pasar y hacerse una foto de cuerpo entero desde la calle. Simplemente tiene que pulsar un botón que hará que se dispare una cámara al pasar unos segundos.

Gibson ya expuso en 2015 algunas de sus obras y, en esta segunda edición, pretende ampliar las artes presentes. Los retratos a lápiz van acompañados de fotografías, esculturas, teatro y danza. Entre las figuras que se exponen, destacan la del alcalde de Liverpool, ciudad natal del autor, y la de una vecina que acudió al estudio de Gibson a posar para él.

Hay quien se ha puesto frente a la cámara con sus hijos, algunos lo ha hecho con amigos, otros han preferido hacerse un selfie, hay quien ha posado vestido de baturro o, incluso, en bata y pijama. De hecho, este retrato es el preferido del artista.

El trabajo de Gibson siempre ha estado basado en lo cotidiano, en observaciones de la gente y en la condición humana. En 2009 comenzó a hacer dibujos en formato grande, pero no quería hacer retratos en sentido clásico, sino que lo que buscaba era captar la condición emocional de la persona retratada.

Cuando hay alguien dibujando en la calle la gente se detiene para mirar, hablar, comentar, criticar, aprender, reflexionar y, con este atractivo de dibujar el público, es lo que pretende este proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *