Portada » Literatura » 1.563 libros y documentos antiguos forman parte de la biblioteca virtual de la DPZ

1.563 libros y documentos antiguos forman parte de la biblioteca virtual de la DPZ

Zaragoza. La biblioteca virtual de la Diputación Provincial de Zaragoza ofrece más de 180.000 páginas digitalizadas de 1.563 libros y documentos antiguos de los siglos XV al XVIII. La DPZ puso en marcha este servicio de consulta por internet en 2009 y solo en los  dos últimos años el portal www.bivizar.es ha recibido casi siete millones y medio de visitas y ha permitido visualizar más de un millón de páginas.

La jefa de la sección de Bibliotecas de la DPZ, Concepción Nasarre, ha destacado que “al estar incluida en los dos grandes proyectos de difusión digital existentes en España, Hispana y Europeana, la biblioteca virtual de la Diputación de Zaragoza tiene una cifras de utilización muy elevadas”. Además, “continuamente estamos ampliando el volumen de libros y documentos disponibles: recientemente, entre noviembre y enero, hemos digitalizado más de 42.000 nuevas páginas”, ha explicado.

La biblioteca virtual de la Diputación de Zaragoza permite consultar a través de internet parte de los fondos con los que cuenta la institución provincial en su biblioteca. Creada a mediados del siglo XIX, la biblioteca de la DPZ está especializada en libros impresos en Aragón o de tema o autor aragonés. Alberga más de 80.000 libros y folletos y 3.000 títulos de publicaciones periódicas que abarcan desde el siglo XV hasta la actualidad. Además, entre sus fondos hay una importante colección de libros antiguos formada por impresos, incunables y manuscritos.

El proyecto se enmarcó dentro de la línea de trabajo impulsada por el Ministerio de Cultura para promover la creación de repositorios y recursos digitales de forma normalizada y entró a formar parte de los dos grandes proyectos de difusión digital existentes: Hispana y Europeana.

Entre los 1.563 libros y documentos antiguos digitalizados hasta la fecha hay obras singulares como el “Manipulus curatorum” de Guido de Monte Rocherii, impreso por Mateo Flandro en 1475; obras de los cronistas de Aragón; Fueros y Observancias de las Cortes de Aragón; y obras literarias de autores como Dante, Tetrarca o Bartolomé y Lupercio Leonardo de Argensola. “Entre los últimos libros digitalizados hay uno muy importante que solo está en la biblioteca de la Diputación de Zaragoza, el “Generale concilium Tridentinum”, impreso en Zaragoza en 1553″, ha subrayado Nasarre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *